Esta web inserta cookies propias para facilitar tu navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies | Aceptar

Capítulo de la Cofradía Siceratores

El día cuatro de noviembre tuvo lugar en la población de Nava, Asturias, la realización del IV Gran Capítulo de la Buena Cofradía de los Siceratores de Asturias, actos a los que acuideron el Patrón Mayor, Tino Sampedro, y la cofrade, Pilar Zorrilla. A  la cuatro de la tarde las 28 Cofradías asistentes, fueron recibidas por el alcalde de Nava en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, acto seguido  nos acercamos hasta el Museo de la Sidra de Asturias donde en el hall del mismo se nos ofreció un aperitivo de sidra.

A las seis de la tarde dio comienzo el Capítulo en el que se celebró la ceremonia de nombramiento de cuatro nuevos cofrades de número y tres cofrades de Honor, siendo éstos  el Club de Guisanderas de Asturias que es una asociación hostelera compuesta por una veintena de cocineras con el claro objetivo de recuperar y promocionar la cocina tradicional asturiana, Lisardo Lombardía que es un asturiano médico, promotor musical, periodista, presidente de la Fundación Cultural Belenos y director del Festival Intercéltico de Lorient ( Bretaña francesa),  siendo el tercer cofrade de honor el famoso cantautor asturiano Víctor Manuel, al que antes de subir al escenario, Marisa Monterroso acompañada a la guitarra por Emilio Rivera le dedicó con una  magnífica interpretación la canción minera “La Planta 14”. A éstos dos últimos se les dio la oportunidad de dirigirse al público y aprovecharon la ocasión para agradecer su nombramiento, siendo Víctor Manuel el que puso un poco de humor al tema confesando que en toda su carrera artística en tres ocasiones escribió la letra de sus canciones un poco ebrio debido a la sidra, y fueron Paxarinos, la Romería y Culebre. A las siete de la tarde tal y como estaba previsto dio comienzo el desfile de la Cofradías asistentes por las calles de la Villa, evento que quedó totalmente deslucido y suspendido debido al gran chaparrón de agua que nos cayó al poco de comenzar.

Así las cosas pasamos a visitar los llagares de Zapatero y Viuda de Corsino donde pudimos ver el comienzo de la elaboración de la sidra y catar unos culines de zumo de manzana recién exprimida y otros de sidra en periodo de formación ya que según nos explicaron aún falta un par de meses para que se pueda embotellar.

Una vez acabados estos actos oficiales, aprovechamos el tiempo libre que nos quedaba para conocer un poco la villa y para acercarnos al hotel Villa de Nava donde se nos ofreció una cena precedida de una pequeña espicha compuesta por pinchos de tortilla, huevos cocidos,empanada, chorizo a la sidra, bollinos preñaos y croquetas. A continuación y ya sentados en las mesas que nos tenían reservadas se procedió a la cena propiamente dicha y que constó de Caldo de Pita, Cabrito de Peña mayor y como postre tarta de sidra. En total seríamos alrededor de 110 comensales y el precio del menú 40 €.

En la mesa coincidimos con los cofrades Luís Suárez, su señora y Javier del Valle, miembros de la Cofradía Círculo Gastronómico de los Quesos Asturianos, Estela, señora de Javier y cofrade de Doña Gontrodo y del queso Gamoneu y tres representantes de la Cofradía del Vino de la Ribera del Duero, y que por gentileza del Patrón de la Cofradía de la Anchoa degustaron unas anchoas de Santoña dándose la circunstancia de que uno de los cofrades del Vino de la Ribera, Julián Sardina Monge, es propietario de la bodega del  vino “Tudanca” quien no dudo en levantarse y traer un par de botellas de este exquisito vino del que dimos cuenta.

Después de los postres y el café hubo oportunidad de degustar  gin tónic siendo la ginebra procedente de la manzana y de bailar al son de música procedente de un ordenador.